1. Tienda en Linea
  2. Contáctanos
  3. Inicio

Danza - Las Vaquerias

Las Vaquerias

Junio 2007 

Estas fiestas son las más representativas del Estado de Yucatán y festejo característico de los mestizos (mayas) contemporáneos dedicadas a los santos patronos de los pueblos en sus fechas asignadas, lo que es lo mismo, no están sujetas a un solo lugar o en un solo día. Existen diferentes celebraciones importantes a lo largo del año en Yucatán.

Danza - Las VaqueriasEstas fiestas están cargadas de sincretismos y simbología de los antiguos mayas fusionados con la influencia española de los años de la conquista.

A esta fiesta concurren todos los habitantes del lugar y poblados vecinos, ataviados con sus mejores galas. Las mujeres usan su “Terno de lujo”: una holgada bata blanca de popelina de seda o de lino blanco, compuesta de un huipil que llega hasta la altura de la rodilla y en el ruedo lleva una tira bordada con bellas flores de diferentes colores a punto de cruz y rematada en el filo con finos encajes, tanto en el huipil como en la falda o “fustán”. Usan zapato blanco bordado a mano con los mismos motivos florales del terno, el cabello lo llevan peinado en un chongo a la altura de la nuca, y se adorna con peinetas, flores y moños de listón “repollados”; complementando el atuendo llevan un rebozo de Santa María.

Cabe decir que el terno yucateco es motivo de orgullo personal de la mujer yucateca ya que en el detalle de los bordados, la calidad de la tela y los encajes, ellas muestran  su posición social o acaudalamiento, lo mismo que en las piezas de joyería que llevan como aretes, collares, pulseras de oro y no puede faltar un rosario colgado al cuello que en algunos casos puede ser de coral y oro. 

En contraste, los hombres usan su “guayabera” yucateca y pantalón de lino blanco, sus alpargatas de gruesa suela y fino sombrero de “jipijapa” o Panamá. 

Esta fiesta incluye bailes populares, música, juegos mecánicos, gastronomía y la muy importante corrida de toros (de ahí su nombre: Vaquería).

Todo es alegría, fiesta, convivencia y color. 

Empieza con la búsqueda, preparación y la colocación de un tronco o “palo de mayo” de aprox. 5 a 6 mts., al que se le cuelgan listones o cintas para el “Baile de Las Cintas”. Durante este baile  participan varias parejas quienes bailan al principio en una sola hilera, después forman un círculo alrededor del palo, tomando en su mano un listón de diferente color y después de varias evoluciones con vistosos pasos, van tejiendo al mismo tiempo los listones al compás de la música.

Este baile es de origen europeo. Se inició esta danza en la región de Bavaria en el siglo XIV con el nombre de MAI PFAHL (Palo de Mayo). También se baila en los Países Bajos e Inglaterra con el nombre de MAY POLE. A España llegó en el reinado de Carlos V y se le conoce desde entonces con el nombre de Danza del Cordón. Yucatán recibió el Baile de las Cintas con la inmigración de austro-húngaros llegados a esa península durante el Imperio de Maximiliano.

Siguen con la fiesta y entre baile y baile no puede faltar la característica “BOMBA”, que generalmente es una cuarteta o una redondina octosílaba que se dice como piropo a la mujer con quien se baila o haciendo alusión al momento que se disfruta. Puede ser romántica o jocosa. Una voz grita: "Bomba" y la música se interrumpe, entonces el mestizo se adelanta y dice la cuarteta; ejemplo:

Danza - Las Vaquerias“Con este precioso terno
Tan linda y graciosa como está,
Que en adelante sea
Para usted mi amor eterno
Diga usted a su mamá
Que tengo que ser su yerno”.
La gente responde gritando “¡Bomba!”, otro ejemplo:
“Quisiera ser zapatito
De tu diminuto pié,
para ver cada ratito
Lo que el zapatito ve”.

La tradicional fiesta yucateca de la  vaquería culmina en el momento en el que se bailan, las “Jaranas”. Esta es la adaptación de un baile de origen español que es conocido como “Jota”, baile popular de Aragón, Navarra y Valencia al igual que otras regiones de España.

La “Jota” nació en 1170 como un grito guerrillero y ardiente arenga para preparar a los soldados a la lucha en contra de las tropas del Cadì Muley Tared, gobernados árabe de Levante e invasor de tierras españolas.

Los concurrentes ocupan su sitio en el salón o el patio donde se este llevando a cabo la fiesta, suenan dos golpes de timbal que anuncia que el baile va a comenzar. El bastonero concerta las parejas que se alinean en fila, los hombres frente a las mujeres y ¡a bailar!

Dos modalidades diferentes de las Jaranas las constituyen el “Colontè”, en la que se levantan los brazos y se suenan los dedos a modo de castañuelas, y el “Torito”, que se baila imitando las  suertes de la lidia de los toros, extendiendo los bailadores su pañuelo a guisa de capotillo y haciendo pases a la mujer, que imita el viaje del toro, la cual siempre se mantiene  a prudente distancia del hombre.

Por: Soledad Ibarrola Lozano
Ballet Folclórico Nacional de México Aztlán
Silvia Lozano
www.balletfolclorico.com
comentarios: sub@balletfolclorico.com

  1. Contáctanos
  2. Mapa del Sitio
  3. Derechos