1. Tienda en Linea
  2. Contáctanos
  3. Inicio

La Danza Vive Su Gran Día

La Danza Vive Su Gran Día

Fue en 1981 cuando el Mtro. Ruso Meter Gusev, propuso celebrar cada 29 de abril, el Día Internacional de la Danza, en homenaje al coreógrafo francés Jean Georges Noverre, considerado como el gran reformador de la danza clásica. Al año siguiente la iniciativa fue oficialmente aceptada por la UNESCO, momento desde el cual circula por el mundo un mensaje integrador del Día de la Danza, que apunta a una misma dirección: que la danza sea tomada en cuenta

Mensaje - 2007 Por: Sasha Waltz
(Coreógrafa, Karlsruhe, Alemania, 1967)

Bailamos en los cumpleaños, en las bodas, en las calles, en los cuartos de estar, sobre un escenario y detrás de los bastidores.
Bailamos para expresar alegría, tristeza, como un ritual y como una experiencia extrema.
La danza es un lenguaje universal: embajadora de un mundo de paz, de igualdad, de tolerancia y compasión.
La danza nos enseña la sensibilidad, la conciencia y la atención al momento presente.
La danza es la manifestación de nuestro ser vivo.
La danza es la transformación, es el recinto de nuestra alma,
la danza proporciona a nuestro cuerpo una disensión espiritual
La danza nos permite sentir nuestro cuerpo, subliminarlo. Ir más allá, ser otro cuerpo.
Bailar es participar activamente en la vibración del universo.

DIA INTERNACIONAL DE LA DANZA 2006
29 de abril 2006

U XANUMT’AANIL AJAWIL
NORODOM SIHAMONI AJAW CAMBOYA

MENSAJE DE SU MAJESTAD PREAH BAT SAMDECH PREAH BOROMNEATH NORODOM SIHAMONI REY DE CAMBOYA

1. Óok’ote’, ti’a’al u yust’tal, ma’a k’a’abet u ch’aik k’u’uk’umil mix u núukul bóonil. Ti’a’al u pakchaja’ u óoko’ot máake’, chen k’a’abet u sí’it’ yéetel u núukul u wíinklil; tuláakal péekil ts’amalkunajta’an yéetel óok’ote’; le béetike’, péekile’, je bix xan óok’ot’il.

1. La danza no necesita ni pluma, ni pincel. La única herramienta necesaria es el cuerpo humano; todo movimiento está impregnado de la danza. El moverse es danzar.

2. Óok’ote’ ku k’a’atik u tsaba’ tuláakal u méeyaj u wíinklil, u túukulil, beixán u pixán wíinike’. Chen máaxo’ob jach ku ts’iko’ob u yóolalil ti’e’ meijila’ ku cha’iko’ob le be’a’. Le ka’ambezaj ku ketkuntik u wíinklil máake’, beixán ku káansik u ketkuntik tuláakal u nib óolal. Mix junp’éel u la’a jalk’abil ku núup’u yéetel u mekt’ankaj pixán yok’ol u wíinklil máake’.

2. La danza demanda la más alta dedicación del cuerpo, la mente y el alma. Solo quienes sean completamente dedicados pueden tomar este sendero. Tal disciplina ascética moldea el carácter lo mismo que el cuerpo, y las recompensas de tal devoción son del tipo de un ciento por uno. Ninguna otra libertad se asemeja a la que se obtiene mediante el dominio del espíritu sobre el cuerpo.

3. U ti’a’al tóone’, k-khmers, óok’ote’, ichil u jats’uts’ila’aj, bey junp’éel ba’al uti’a’al k-náats’aj ti’i k’ujo’ob. Bey túune’, óok’ot’ile’ ku sut’kuba’ payal chí. Óok’ot’ile’, beixán ku sut’kuba’ junp’éel ts’onalil k’a’abet’  u ti’a’al u ma’alo’obtal káabe’, ku bebesajtiko’on ichil K’uemil, beixán tu káanal báalanilo’ob.

3. Para nosotros los Khmers, la danza es, en su más elaborada forma, un medio de acercarnos a los dioses. Así pues, la danza se convierte en oración. Llega a ser un ritual indispensable para el avance del mundo, proyectándonos a lo divino y elevándonos a las alturas sobrenaturales.

4. Ti’i Máank’inal Óok’ot’, j-k’a’atik ti’i aj óok’otilo’ob, Ajauil Much’nal Óok’ot’, tu lú’umil Camboya, kan u payal chí’o’b, ichil u óok’oto’ob, ka u béetik’o’b ti’i tuláakal tóone’. Jéelo’ túune’, kan óok’otna’jo’on, yan ts’ik k-múuk’ilil ti’i tuláakal uay káabe, ti’a’al ts’aik yúuts’ilil, jach ka’a’bet ti’i tuláakal wíinko’ob, tí’e’ jáabil Uak Jo Baktun.     

4. En el Día Internacional de la Danza, que los bailarines del Ballet Real de Camboya intercedan por todos nosotros. Que al bailar, fortalezcamos por todas partes la noble práctica de la tolerancia, tan crucial para toda la humanidad en este año 2006.

Sut’kinta’an ichil mayat’ane’.
Traducido al maya
Jorge Miguel Cocom Pech

 

  1. Contáctanos
  2. Mapa del Sitio
  3. Derechos